DEDICADO A MI NIETA, A MIS HIJAS Y A TODO AQUEL AL QUE LE GUSTE COCINAR Y LO HAGA CON AMOR.

sábado, 27 de agosto de 2016

MERMELADA DE HIGOS


La mermelada de higos es exquisita y el "fruto" está en el mercado muy poco tiempo. El higo es un «fruto» obtenido de la higuera (Ficus carica). Desde el punto de vista botánico el higo no es un fruto sino una infrutescencia (o sea un conjunto de frutos).
Algunas higueras, llamadas breveras, bíferas o reflorecientes, producen dos cosechas al año: las brevas en junio y los higos entre finales de agosto y principios de septiembre. Las brevas son higos que no han llegado a madurar en otoño, conservándose en estado latente sobre la madera durante el invierno, alcanzando su madurez en la primavera siguiente. Las brevas tienen un alto valor comercial por su tamaño y precocidad superiores a los de los higos. Las higueras que solo dan una cosecha de higos (entre agosto y los primeros fríos del otoño) se conocen con el nombre de higueras uníferas.


INGREDIENTES:

1 kg. de higos frescos
350 gr.  de azúcar blanquilla
150 gr. de azúcar moreno
1 cucharadita de jengibre y 1/2 cucharadita de canela molida (opcional ambas)
zumo de medio limón


PREPARACIÓN:

Pesar y lavar bien los higos.



Trocearlos.


Mezclar los dos tipos de azúcar con el jengibre y la canela (esta vez  solo he puesto el jengibre, así voy dando diferentes sabores)


Añadir los azúcares a los higos y remover.


Poner todo en el vaso de la thermomix y mezclar 30 segundos a velocidad 7.
A continuación programar 30 minutos, varoma, velocidad 3. 
Poner el cestillo en el lugar del cubilete para que no salpique.


Mientras se hace la mermelada tendremos que esterilizar los botes para envasarla. 
Para evitar que se rompan al hervir ponemos una gasa o paño de algodón en el fondo de la olla y entre los botes colocamos las tapas.
Cerramos la olla y la tenemos hirviendo 10 minutos.


Sacamos los botes con una pinza de cocina y los colocamos en un paño limpio para que se sequen.


Cuando la mermelada está lista, con 30 minutos suele quedar con la textura adecuada, llenamos los botes hasta arriba y ponemos las tapas.
Colocamos los botes boca abajo hasta que se enfríen del todo. 


Una vez fríos ya habrán hecho el vacío y se podrán guardar para ser utilizados cuando la necesitemos.
Ponemos la etiqueta en la que marcamos el tipo de mermelada y la fecha de envasado.

PREPARACIÓN SIN THERMOMIX:

Seguimos los pasos hasta el momento de poner la mezcla de higos con el azúcar en el vaso.
En el mismo cuenco en el que tenemos los higos con los azúcares los trituramos con la batidora.
Los ponemos en una cazuela de acero inoxidable y llevamos a ebullición. Debemos bajar en fuego porque salpica mucho y podemos quemarnos y tenemos que remover a menudo.
A los 30 minutos observamos si la textura es la que deseamos, hay que tener en cuenta que al enfriar espesa más.
Es aconsejable hacer la mermelada en dos tiempos, es decir, a mitad de la cocción apagamos el fuego y dejamos enfriar hasta el día siguiente que volvemos a ponerla al fuego para terminar la cocción. 
Y ya podemos envasarla.



1 comentario:

manuel ruiz dijo...

Qué arte. Sabes cocinar, lo mismo que escribir y que tantas cosas admirables. Y cómo lo explicas!!!
Qué maravilla.