DEDICADO A MI NIETA, A MIS HIJAS Y A TODO AQUEL AL QUE LE GUSTE COCINAR Y LO HAGA CON AMOR.

jueves, 16 de febrero de 2017

PISTO


Hay muchas recetas de pisto, todas con buenos resultados, pero desde que probé a poner los trozos de verdura más grandes sin dejar que se ponga demasiado tierna el plato ha ganado mucho para mi gusto.


INGREDIENTES:

1 calabacín
1 berenjena
1 pimiento verde de asar
1 pimiento rojo de asar
1 cebolla
400 gr. de tomate triturado
1 cucharadita de sal
50 gr. de aceite de oliva 
Un poco de pimienta molida

PREPARACIÓN:


Pelamos y cortamos la cebolla en cascos grandes. Troceamos los pimientos en tiras anchas. La berenjena y el calabacín los dejamos con la piel lavándolos bien y troceamos.


Ponemos al fuego una sartén honda con el aceite.


Cuando esté caliente ponemos la cebolla y los pimientos.


Dejamos que se vaya rehogando.  De vez en cuando removemos para que se hagan todos los trozos por igual.


Cuando vemos la cebolla pochada y los pimientos se ven sofritos, añadimos los trozos de calabacín y de berenjena.


Rehogamos unos 5 minutos con la tapa puesta removiendo de vez en cuando. 
Agregamos el tomate, la sal y la pimienta molida. 


A fuego medio dejamos cocer hasta que se vea el tomate hecho. Probamos el punto de sal.



Podemos utilizar para acompañar huevos fritos o filetes a la plancha.



sábado, 11 de febrero de 2017

FIDEOS CON TOMATE



Cuando yo era pequeña no había en el mercado tanto tipo de pastas como encontramos hoy y uno de los platos económicos que se hacía mucho en casa de mi abuela eran Fideos con tomate, una receta tradicional de la cocina isleña. Recuerdo lo que me gustaba que mi abuela me mojara un sopón en el tomate cuando se estaba friendo. Aún puedo ver aquel infernillo de petróleo con la sartén encima y el tomate salpicando. El olor inundaba la cocina. Mi abuela me protegía de los salpicones levantando con cuidado la tapadera y metiendo el trozo de pan que yo devoraba con placer, saboreando la salsa ácida que aún no había adquirido su consistencia espesa. 
La receta de mi familia se hacía tal como la he hecho pero con tomate natural troceado y una vez hecha la salsa se pasaba por el pasapurés antes de añadir el agua para cocer los fideos. Se decoraba con las tiras de pimiento igual que se hacía en la receta de Arroz con tomate. 
Yo he añadido por mi cuenta un poco de atún en aceite para enriquecer el plato con proteínas. 


INGREDIENTES: (2 personas)

1 bote de tomate natural triturado de 400 gr.
1/2 cebolla
2 dientes de ajo
50 cl. de aceite de oliva
2 pimientos verdes
1 pastilla de caldo
200 gr. de fideos del nº 4
1 cucharadita de sal

PREPARACIÓN:


Picar la cebolla, los ajos y uno de los pimientos.


Poner el aceite en una cacerola y calentar.


Cuando el aceite esté caliente ponemos primero el ajo.


Antes de que los ajos se doren se añade la cebolla y el pimiento. Se deja hacer el sofrito unos 10 minutos añadiendo un poco de sal.


Cuando el sofrito está hecho se añade el tomate y se cocina a fuego lento durante unos 15 minutos removiendo de vez en cuando.


Una vez frito el tomate podemos triturarlo en la batidora si queremos que quede sin trocitos. Yo he preferido dejarlo tal cual. 


Agregamos a la cacerola la pastilla de caldo disuelta en 1/2 litro de agua. Esperamos que comience a hervir. Rectificamos el punto de sal.


Añadimos los fideos y removemos de vez en cuando porque tienden a agarrarse al fondo. El tiempo de cocción será un poco más que si los cocemos solo en agua o caldo. Estarán listos en unos 12 minutos y debe quedar caldoso.


Cuando el fideo está en su punto se aparta de la fuente de calor.


En una sartén freímos el otro pimiento cortado en tiras.


Lo sacamos sobre papel para que suelte un poco de aceite.


Dejamos reposar un poco y servimos poniendo en cada plato unas tiras de pimiento y una cucharada de atún en aceite que habremos escurrido para que el plato no quede aceitoso.



miércoles, 8 de febrero de 2017

PAPAS CON CARNE



De nuevo vengo a dejaros una receta familiar. Seguramente de muchas familias de la Isla que la harían de forma similar aunque ya sabemos que cada maestrillo tiene su librillo. Mi bisabuela que era una cocinera de prestigio, se la enseñó a mi abuela, de ésta pasó a mi madre y de ella la aprendí yo y la transmití a mis hijas. Yo espero que mi nieta continúe la tradición. 


INGREDIENTES: (4 raciones)

1/2 kg. de carne de ternera
2 patatas medianas por persona
1 cebolla mediana
2 dientes de ajo
1/2 vaso de aceite de oliva
1 cucharadita de sal
1 hoja de laurel
1 clavo de olor
1 cucharadita de colorante
Un poco de azafrán
1/2 vaso de manzanilla o vino fino
1 pastilla de caldo
Un poco de pimienta negra molida

PREPARACIÓN:


Salpimentar la carne.


Picar la cebolla y el ajo.


Poner el aceite en la cacerola donde vamos a hacer el guiso y poner a calentar.


Cuando esté caliente se añaden los ajos picados.


A continuación ponemos la cebolla picada y añadimos un poco de sal y las hebras de azafrán.


Cuando veamos la cebolla pochada se agrega la carne y se va removiendo para que se marque por todos lados.


Añadimos el vino y el laurel.


Dejamos hervir un poco para que evapore el alcohol.


Añadimos agua y dejamos unos 20 minutos para que se vaya haciendo la carne.


Mientras la carne se va poniendo tierna pelamos las patatas y las troceamos comenzando el corte con el cuchillo y tronchando los trozos, de esta forma la salsa quedará más espesa porque la patata soltará más almidón.
En medio vaso de agua desleímos la pastilla de caldo, añadimos  el colorante y el clavo de olor.


Añadimos las patatas y el vaso con el caldo y comprobamos el punto de sal.


Completamos agua hasta que cubra pero sin pasarse mucho porque la patata soltará agua.


En unos 15 minutos comprobamos si las patatas están tiernas. Es importante no remover el guiso con la cuchara para no romper las patatas, lo mejor es sacudir la cacerola con movimientos suaves para evitar que se agarre el fondo.